marnuj

Año 2 | No. 7 | 2015.

| La Butaca de Cine. What if…

Dentro de las diversas expresiones del género de ciencia ficción, encontramos temas recurrentes como los avances tecnológicos, la ingeniería genética, la clonación, la vida extraterrestre, los viajes en el tiempo, la inteligencia artificial, etcétera. Pero uno de los que más llama la atención, es el de las “ucronías”, definidas por la real academia de la lengua como “reconstrucciones lógicas, aplicadas a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder”. En lenguaje de los cómics, los famosos What if

Por Javier González | Abril 2015


Para los que no estén familiarizados, se trata de una historia alterna que se desarrolla como la historia que conocemos, hasta un punto en que las cosas suceden de forma distinta. El momento en que un suceso da pie a una bifurcación histórica se llama punto Jonbar, llamado de esa manera por un personaje de un relato de Jack Williamson. Este peculiar género ha sido aprovechado por el cine y, en esta ocasión recomendaremos algunas películas ucrónicas. Hay que aclarar que en este caso, hay recursos de la ciencia ficción que podrían parecer ausentes, por lo regular aquellos que hablan de tecnología futurista:

Sector 9.
De Neill Blomkamp.

En 1982 una nave extraterrestre llegó a la Tierra y permaneció suspendida sobre la ciudad de Johannesburgo, Sudáfrica. Pero los alienígenas no establecieron contacto. Fue la raza humana quien decidió abrirse paso hasta la nave y encontró un millón de alienígenas desnutridos y desorientados. Veintiocho años después, humanos y extraterrestres conviven en el planeta pero estos últimos son vistos como una especie de plaga, por lo que han sido ubicados en un ghetto, el Distrito 9.


Bastardos Sin Gloria.
De Quentin Tarantino.

Aldo “el Apache” Raine (Brad Pitt), recluta un grupo soldados judíos del ejército estadounidense, con la única misión de matar soldados nazis de las formas más violentas posibles: cortarles la cabellera o marcarles una esvástica en la frente, con el único objetivo de sembrar el terror entre los alemanes. Sus andanzas y el espionaje los llevaran a cruzarse con Bridget Von Hammersmark (Diane Kruger), una joven y bella actriz alemana que trabaja en secreto para los aliados; gracias a ella, los bastardos descubren que los miembros del alto mando alemán asistirán a una importante función de cine en una pequeña pero íntima sala en Francia, la cual podría ser el escenario perfecto para acabar con el régimen nazi.


La Última Tentación de Cristo.
De Martin Scorsese.

Jesús (Willem Dafoe) es un carpintero que escucha el llamado de Dios luego de alejarse a orar en el desierto y de ser tentado por Satanás. Comienza a predicar el Evangelio, lo cual lo lleva a ser condenado a morir en la cruz. Es entonces cuando menciona las palabras “Padre ¿Por qué me has abandonado?” y un ángel (Juliette Caton) llega para decirle que ya ha sufrido bastante y que si quiere, puede bajar de la cruz y vivir una vida normal al lado de María Magdalena (Barbara Hershey). Dando pie a una vida donde Cristo nunca murió en la cruz, si no que tuvo una larga vida como un hombre normal. 


Watchmen.
De Zack Snyder.

En la década de los 30, en los Estados Unidos aparece un grupo de justicieros enmascarados llamados los "Minutemen", quienes luchan contra el crimen. Años después, aparecen los "Watchmen" quienes ayudan a que Estados Unidos gane la guerra de Vietnam, provocando que el presidente Richard Nixon (Robert Wisden) sea reelecto. Sin embargo, éste después promueve la Ley Keene, un documento que vuelve ilegales las actividades de los héroes enmascarados y provoca que unos se retiren, mientras que otros siguen operando en la clandestinidad.


Finalmente para despedirnos haremos un homenaje al tema de este artículo con la pregunta: ¿Qué hubiera pasado si en lugar de cine este texto hablara de libros? Pues estas serían las recomendaciones.

Synco.
De Jorge Baradit.

Cuando el General Augusto Pinochet asesinó al presidente Salvador Allende para asumir el mando de Chile, cortó de tajo un proyecto conocido como CYBERSYN: una especie de red de información cibernética. ¿Qué hubiera pasado si Pinochet hubiera sido leal al gobierno socialista? Chile se convierte en el primer país cibernético del mundo.


Roma Eterna.
De Robert Silverberg.

¿Cómo serían las cosas en la actualidad si el imperio romano no hubiera caído nunca? Basándose en que los judíos no logran salir de Egipto y por lo tanto no llegan a Palestina, el judaísmo y en consecuencia el cristianismo nunca existieron. A partir de este momento saltaremos en el tiempo descubriendo como el imperio romano llegó a la actualidad.


El Sueño de Hierro.
De Norman Spinrad.

En 1919, Adolf Hitler decide viajar a los Estados Unidos para buscar una  oportunidad como escritor de ciencia ficción, obviamente esto evita el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Pero curiosamente, Hitler se vuelve famoso gracias a una obra llamada “El señor de la esvástica”, en la que el mundo es destruido por la guerra nuclear, lo que provoca el surgimiento de una raza de horribles mutantes que el protagonista, un hombre genéticamente puro, debe eliminar.