LOS OCULTOS
DE PELÍCULA

Y para los amantes de la literatura en papel, en este número les recomendamos material con alta dosis de humor, sarcasmo, crónicas de la vida cotidiana y claro mucho folklore chilango. Que si bien, no les aumentara el IQ pero eso si los dejara con un color de ojo bastante agradable y colorido. Estas son las recomendaciones…

Por Itzel Santos / Angélica Villa.

Una de estas joyas nos la ofrece Editorial Planeta, su nombre “El libro chilango” de Nicolás Conti y Diego Basave, en él podremos encontrar bastante información del modus vivendi y operandi del Chilango, así que si piensas que no correspondes a esta especie que habita en la selva de asfalto defeña, te sugiero leas atentamente dicho texto, puede que te lleves una grata sorpresa.

Además el material se lee rápidamente, es un libro de pocas páginas y mucho contenido, los autores se esmeran en hacernos ameno este paseo entre letras y hojas narrándonos circunstancias comunes con un toque de mordacidad y mucho ingenio. Seguramente sus descripciones tan detalladitas te ayudarán a definir si eres o no nativo chilango, si resultas no serlo, de menos te dejarán las herramientas suficientes para reconocer y saber cómo tratar a un espécimen de estos cuando te lo topes.



Otro texto que sugerimos contiene bastantes aclaraciones para analizar un fragmento del lenguaje chilanguesco, el cual por cierto se ha ido reduciendo poco a poco, haciendo que de una palabra derive otra y de esa otras más. EL CHINGONARIO, de María del Pilar Montes de Oca, publicado por la Editorial Libros lectores y servicios, el cual nos engalana el verbo más usado y conjugado en horas pico en el DF: yo chingo, él chinga, tú chingas, todos chingamos (y no es canción de Molotov), pero lo cierto es que incluso para denotarnos como buenísimos o expertos en alguna situación o tema, es común denominarnos como una “chingonería”; o cuando no sabemos cómo se llama algo solemos decir “La chingadera aquella”; incluso ante la duda expresamos “¿Ah chingá qué es eso?”, y así muchas más frases de uso cotidiano.

Si lo lees con atención, además de recordar no sólo tu vocabulario, vendrá a tu mente el de quienes te rodean y seguramente terminarás apreciando de sus páginas su vasta y chusca información a manera de diccionario, que por si fuera poco te ayudará no sólo a notar la deformación de nuestro lenguaje, sino además, si te consideras poco conocedor del uso de dicha expresión, este material sin lugar a dudas te socorrerá para dejar de hacer uso incorrecto de determinadas frases formadas o derivadas de esa palabra que hoy en día funge como adjetivo, verbo y mucho más.



Para finalizar si de conocer el Distrito Federal se trata, nada mejor que adentrarse en el Centro Histórico bajo la premisa de que un lugar se conoce por sus tradiciones más antiguas, en este caso: el Comercio.


Como fanática del buen comprar y el buen diente no podemos pasar por alto el icono del merchandising que significa visitar el ombligo de la luna, partiendo de  explorar aquellos espacios que  no solo nos entretienen la vista sino que nos sirven de referencia para conocer el barrio a través de su vendimia como la hayamos en  mercados, misceláneas, fondas, farmacias, zapaterías y de más negocios populares que si bien podremos adquirir productos para revender,  de uso común, reparación, o simplemente llevarnos algún recuerdito, también le dan personalidad y una identidad bastante chilanga al Centro Histórico por la manera en que se distribuyen y venden dichos artículos.

Con ayuda de un diseño editorial y series  fotográficas excepcionales, que son una muestra de la cultura chilanga que colorea nuestra vista y esta hermosa ciudad, “Miscelánea. Guía del comercio popular y tradicional del Centro Histórico de la Ciudad de México”, editado por El Viso y escrito por Marie-Aimée de Montalembert y Ángeles Ruenes, es un libro que además de ofrecer una guía que nos ayuda a localizar  artículos o servicios, es un viaje a través de la historia del comercio en el  Centro Histórico, un recorrido entre sus calles y avenidas principales que nos muestra la excentricidad provocada por el mismo.

Así que ya saben, si de comprar al puro estilo chilango se trata, nada mejor que este libro para dejarnos llevar por la magia del Centro Histórico.


Bien, por este número estas han sido nuestras recomendaciones, esperamos se animen a echarles un vistazo y que el resultado sea una lectura gozoza, muy al estilo chilanguezco.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. MARNUJ 2014