marnuj

Año 2 | No. 8 | 2015.

| ¿A dónde vamos?

Fantasmas, brujas, chupacabras, y entes, incluso energías malignas, la llorona y hasta duendes, también seres de extraña procedencia, o monstruos sorprendentes.
Sucesos jamás antes vistos por el ojo humano pasan,  acontecimientos extraños nos atrapan,  y noches de raros ruidos no identificados nos espantan.
Cuántos no hemos escuchado, visto o incluso vivido, experiencias sobrenaturales, cosas sin explicación que solo podían colarse en un cuento o película de terror.
Hoy por la madrugada saldremos sin temor a los lugares que dan miedo, calles, edificios y/o sitios donde asustan en esta ciudad de México. Nos adentraremos a estas leyendas o mitos que se han colado por décadas y décadas en la idiosincrasia del pueblo.

Por Dnakane | Julio 2015


Si abordamos el metro de la ciudad, ese gusano naranja  y sus andenes, están llenos de relatos, rumores e infinidad de sucesos raros, entre los cuales podríamos encontrar al menos unas cuantas historias para llenar nuestro morbo de terror.
Trabajadores que vigilan las vías y llevan más de 20 años de muertos, mujeres llorando sobre las vías, niños o niñas que piden auxilio, e incluso hasta un portal que te lleva al pasado prehispánico, que se encuentra entre las estaciones Zócalo y Pino Suarez, es algo de lo que nos podemos encontrar.
Pero a estas horas el metro ya está cerrado el metro, así que no queda más que vagar por las calles de la ciudad en busca de otra cosa.

10:45 pm
Llegamos  al Centro Histórico de la ciudad, frente a nosotros se encuentra el Claustro de Sor Juana (ahora es una universidad), el ex convento, el cual fue abandonado y comprado por algún ricachón. Los alumnos y docentes que se quedan a altas horas de la noche, han mencionado, que  pueden ver como las puertas se abren solas o las cosas se mueven sin explicación lógica, también  en ocasiones, han escuchado chillidos a de recién nacidos, a lo que expertos afirman que, puede que sea el llanto de los infantes que las novicias abortaban por el miedo a ser excomulgadas, debido al pecado del placer que habían cometido.

11:00 pm
Muy cerca de ahí, entre Bolívar y Madero, se encuentra la casa de Don Juan Manuel, este no era fantasma ni espíritu, más bien era  un viejo loco con mucha lana, el cual hizo un pacto con el diablo  para que le dijeran, con quien lo engañaba su mujer, a lo que este barbón patas de chivo, cornudo igual que él,  le contestó: “la persona que pasará a las 11 pm enfrente de su casa, sería el sancho de su hermosísima esposa”. Así que ni tardo ni perezoso, Don manolito salía a la calle, a preguntar a quién pasara, cuál era la hora, 11 pm era la respuesta, y el solo decía:
“Bendito usted qué sabe la hora en que va a morir”.

Así, en unos de sus arranques de celos, mató a su sobrino que pasaba casualmente a las 11.
Después de sus acciones psicopáticas, acudía constantemente a la iglesia para confesar sus mortales pecados, pero no fue suficiente, porque  Don Manolete, prefirió ahorcarse, (yo creo que por remordimiento).

También es muy comentado que en las avenidas donde antes había ríos, como  Mixcoac, Churubusco, Consulado,  La Piedad (ahora viaducto Miguel Alemán), etcétera; suele y solía  aparecerse “la Llorona”, con su grito clásico y común, “HAY MIS HIJOS”.

Pero vamos ahora para el sur del distrito.

1:30 am
La Casa de la Tía Toña, es muy conocida por los jóvenes que pretenden vivir una experiencia de miedo, o para llevar a sus muchachonas a lo obscurito. Este famoso lugar, es un inmueble ubicado en la tercera sección del Bosque de Chapultepec. La mayoría solo pasan con  su carro, por la carretera obscura  llena de árboles y  de terror, pues el ambiente se presta para que pienses que en cualquier momento algo se aparecerá. Nadie entra de forma legal, puesto que es una zona federal.
Doña Toña (para los cuates) era una señora con mucho dinero, que no podía tener hijos,  así que de la pensión sustanciosa que recibía de su fallecido esposo, podía albergar dentro de su gran residencia a niños y jóvenes sin recursos, para darles techo comida y sustento  y llamarlos hijos.
Pero no fue hasta que el alma avariciosa de un grupo de jóvenes que descubrieron donde doña toña guardaba la lana, que todo terminó muy mal, decidieron robarla por la noche, sin hacer ruido, cosa en la que fallaron. Despertaron a su ahora madre, la cual los regaño por lo que estaban tramando hacer, en su desesperación, los muchachitos se les ocurrió, matar a golpes a la mismísima Doña Toña, mordiendo la mano que les daba de comer, robándola y dejando en ese gran caserón el espíritu intranquilo de  una doñita de  alma caritativa, que pide venganza a gritos (eso ultimó, en mi versión de la historia).

2:00 am
En la esquina que forman el Eje 2 poniente, Gabriel Mancera y el Eje 5 sur, Eugenia, existe una leyenda acerca de una pequeña que murió atropellada cuando una madrugada salió de su casa a comprar una medicina para su madre enferma, dando origen a la “niña fantasma de Gabriel Mancera”.  Dicen que a las 2 de la mañana,  justo a mitad de la avenida, una silueta pequeña, al parecer de una niña, hace perder el control a los automovilistas que por ahí circulan, causando terribles accidentes.



Silent Hill: Promise Extended

Y continuemos con las niñas fantasmas.

2:30 am
En Coyoacán, el callejón del aguacate encierra tantas historias y versiones diferentes de porque ese lugar está cubierto por miedo, pena y horror.  Desde una niña que fue atropellada y que aún sigue apreciándose, hasta  un niño molido a golpes por un militar, el cual terminó ahorcado en el árbol que se encuentra detrás del altar a la virgen. También se dice que se aparece el diablo a molestar a los vecinos. Incluso hay una casa donde mucha gente murió extrañamente después de jugar ouija.
Otra donde un asesino liquida a toda su familia y la entierra ahí mismo en el callejón, vecinos de esta familia, después de semanas de no saber de nadie, comentan a las autoridades, mismas que  acudieron al domicilio, y descubrieron al padre de la familia se encontraba degollado brutalmente y su cabeza nunca fue encontrada,  aunque muchos mencionan que por las madrugadas puede verse a esta, flotando y aterrorizando a los habitantes de esa colonia.

3:00 am
Si eres valiente, puedes atravesar el callejón que se encuentra en la colonia Insurgentes Mixcoac, muchos dicen que la urbanización acabó con el mito, otros dicen, que aún puedes escuchar ruidos extraños. Y otros que solo es la historia de un ratero de joyas y alhajas. Pero lo que en sí cuenta la leyenda, es que en ese pasillo largo que se encuentra cerca de la Universidad Panamericana y en el que solo cabe un coche, se aparecía el mismísimo Satanás,  el rey del mal, el emperador de la oscuridad, el sultán de las tinieblas, el líder de todas las hordas de demonios.

Xochimilco
Clásico lugar donde jóvenes y no tan jóvenes terminan hasta las chanclas, y se voltean en su “Magdalena” (nombre de trajinera), pero este es un recorrido especial,  de dos horas, aproximadamente. Al ir llegando, podemos ver  un lugar con cientos de muñecas usadas, decapitadas y desmembradas, colgadas en árboles y cañas. La “Isla de las Muñecas”, muchos dirían que era el adorno de un ermitaño excéntrico que quería mantener lejos a cualquiera, pero lo que cuentan al respecto, en una de esas muchas versiones que también hay, es que el habitante de esa vivienda, Don Julián era acosado por el espíritu de una niña, (dicen que su hija) día y noche, así que para evitar tal acoso, decidió poner las muñecas, para que se entretuviera y no siguiera molestando; otros dicen que es por la posible aparición de una mujer que murió ahogada a las orillas del canal, o tal vez un hombre, o algún familiar que murió de igual manera ahogado.

Pero entre tantas leyendas, me quedo con  lo que Don Julián solía decir antes de que muriera (en 2001), “Esto solo me sirve, para espantar al espanto”.