El Librero    De Película
La Plaga    La noche de la abducción

A Film By...
Por José Luis Zarate.

El director de cine mira la pantalla del televisor, como todo el mundo.
El grano es el adecuado para dar una sensación de lejanía, el ocasional velo de estática como si entre nuestro satélite y la Tierra hubiera un océano y tormentas que ensuciaran la imagen.
La puerta de la nave se abre y el Primer Hombre en la Luna empieza a bajar las escaleras hacia la historia.
¿Cuántos millones se gastaron en esa imagen? ¿Cuántos hombres decidieron ocultar la verdad?

No le importaba.

La imagen era justo lo que debería ser. Cada segundo filmado por él pasaría a la historia.
Le dijeron que su trabajo sería secreto.
Habían destruido el set donde filmaron el alunizaje, y los modelos minuciosamente armados.

Sabía que él sufriría un accidente, que su camarógrafo amaneció ahorcado en su casa, y el fotógrafo moría en ese instante en un asalto absurdo.

¿Cuál su destino?

Fumaba su cigarrillo como había visto a valientes hacer ante el pelotón de fusilamiento.

La puerta de su casa se abrió casi en silencio, y dos hombres entraron, apuntándole con armas largas, uno de ellos tomó su tabaco y lo usó para encender el sillón donde descasaba, mientras otro lo empapaba del más costoso coñac y derramaba drogas por la alfombra.

Podría ser peor.

Podría no haber visto la imagen trasmitida al mundo entero.

El astronauta desplegar la bandera, y en vez de las barras y estrellas de Estados Unidos, el tradicional A FILM BY y su nombre para que todos supieran y no lo olvidaran jamás.