Las sociedades secretas, como se les ha denominado comúnmente, existen desde siempre en los haberes de la historia de la civilización humana, si bien es muy difícil determinar quienes o cuales fueron los primeros en crear alguna organización de este tipo, se habla de ellas en diferentes culturas y existen infinidad de lecturas e historias al respecto.

Por Alfredo César Mora López

Recordamos a los rosacruces, que se dieron a conocer públicamente en el siglo XVII, los francmasones o masones, para muchos de creación directa de los antes mencionados rosacruces, por allá a finales del siglo VXII o principios del siglo XVIII, al priorato de Sion, secta milenaria que se formo cerca del año 1113 d.C. y que atribuye sus inicios a la defensa de los derechos al trono de Judea por la descendencia directa de la casa de los reyes David, Salomón Y Jesucristo, también los templarios creados cerca del año 1118 o 1119 de nuestra era, a los Illuminati, cuyos inicios datan en algunos registros cerca del año 1776 y a los cuales se les atribuyen causas tales como la mismísima revolución francesa además de la norteamericana entre otros sucesos muy importantes en la política universal, y por otro lado, a la sociedad del Thule de creación cronológica desconocida, cuya existencia es tan insólita como impresionante, ya que se ha especulado acerca de su participación directa en el fenómeno nazi y del tercer riech, además de tener relación con seres de otros mundos y de poseer tecnologías desconocidas, por mencionar algunas de las más famosas.



http://www.lomasinsolito.com/2642/las-10-sociedades-secretas-mas-famosas-del-mundo

Históricamente, los cronistas nos dictan que los motivos y/o razones por las cuales se fundaron la gran mayoría de las sociedades secretas se debieron a circunstancias políticas, económicas sociales, culturales y religiosas entre otras; lo cierto es que encontramos causas diversas en todo ello y sin embargo es muy tangible el hecho de que siempre intercede algún conflicto en pro de la búsqueda de poder, los intereses de cierto grupo, en un inicio minoritario, la intención planeada estratégicamente de combatir sectores predominantes de influencia general de la Iglesia Apostólica Romana principalmente o hacia la implementación de regímenes diversos de ideologías variadas, extremas o ultraconservadoras. A todo esto, nos preguntamos, ¿a caso cualquier grupo de individuos con mecanismos internos secretos en la búsqueda de objetivos no claros para la mayoría puede considerarse como una sociedad secreta?, la respuesta es tan clara como la percepción que tenemos cada quien acerca de estas sociedades; en el contexto de México, exponemos a una de estas sociedades creada en el año de 1955 en la ciudad de Puebla y que hoy en día opera en cierto partido político con postura ultraderechista defendiendo los pseudoderechos eclesiásticos de una minoría conservadora que ostenta la bandera de la desigualdad con la idea de implementar un régimen político-católico, y se ostenta en el ámbito nacional con el nombre de “ El Yunque”.

Cuando escuchamos hablar de sociedades secretas inevitablemente entramos, como en cualquier tema tan diáfano como este, en una serie de controversias, miedos, ideas, opiniones y posturas apoyadas en una serie de información, cuya procedencia, veracidad y seriedad siempre son objetables. En ocasiones alguno de nosotros llegamos a conocer o a convivir con quien nos dice pertenecer o saber de tal o cual sociedad sereta, incrementando nuestra suspicacia al tema o haciéndonos participes emocionales de su experiencia, o de mejor manera acercándonos a descubrir de sociedades tan extrañas, excéntricas, milenarias, o de reciente creación e inclusive que trascienden a nuestro planeta y se les denomina como de creación espacial, es decir extraterrestre véase por ejemplo los Annunaki, grupo de deidades sumerias y acadias, que para algunos siguen gobernando a través de altas esferas del poder, y en otro caso hasta a los propios Mayas que pasan de ser una civilización avanzada y esotérica a una sociedad de este tipo que trasciende a sus profundos conocimientos en astronomía, sus cálculos matemáticos tan exactos como los mas actuales, su misticismo y la estrecha relación que tienen con las predicciones apocalípticas para la era que vivimos actualmente, el caso mas famoso por supuesto el supuesto fin del mundo el pasado 21 de diciembre del año 2012 .

La educación con la que crecemos, huelga decir, mas en el caso de México y en esta gran ciudad, las costumbres que se nos inculcan y la forma colosal en la que los medios de enajenación, publicidad y comunicación moldean nuestra percepción del panorama mundial, nos proporcionan o también nos despojan de criterios diversos a la contemplación de este tema tan extenso; en muchos casos se habla de una rivalidad entre sociedades secretas que trasciende a la guerra por el territorio o en otros, de una alianza entre las mismas, verbigracia, por allá del año 1099 después de la primer cruzada contra los sarracenos, una sociedad secreta es creada en primera instancia para proteger a los visitantes a tierra santa y para salvaguardar un gran secreto de la religión Cristiana, tomando como figura al mismo “Jesús el Nazareo”, y al poco tiempo esta misma sociedad extiende su poder al brazo armado de la misma bajo la denominación de “Los Pobres Caballeros de Cristo” o mejor conocidos como “Templarios”¹. Por otro lado se encuentran escritos, traducciones, investigaciones, películas, revistas, blogs, videos en distintas páginas web como Youtube, criticas, y mucha mas información que contradice, apoya, descifra, expone, ensalza, desmiente, ataca, refuta, insulta, y hasta maldice el trabajo de quienes entregaron una vida o simplemente dedicaron unos días o unas horas a la documentación del tema que aquí se presenta, esto mismo creo es importante exponer, acorde a ese ritmo y a esa tensión que surge desde el pensamiento griego entorno al mundo de las ideas y ahora por su interminable transformación multicultural de conveniencia e información. No podemos dar por terminado, ni siquiera como mera introducción, un tema tan variado y extenso, es harto difícil encontrar una “verdad” al respecto de esto y de ninguna manera pretendo exponer algo así en estas breves líneas, empero, obtener conciencia de esta realidad que de manera constante se hace presente a lo largo de nuestras vidas, es importante para muchos, ya sea para investigar, documentar, conocer, presumir, opinar y puede que hasta para intentar pertenecer a alguna sociedad secreta; todo esto en el desarrollo de las culturas milenarias en medio de un tiempo entre los interminables tiempos.

¹ Baigent, Michael; Leigh, Richard; Lincoln, Henry (1987). The Messianic Legacy. Henry Holt & Co.



Foto por Fabian Marti. Exposición 'Sociedades secretas: saber, atreverse, querer, mantener el silencio'.